¿Qué hacer cuando algún dispositivo sufre daño por agua? | Repara tu Manzana
16376
post-template-default,single,single-post,postid-16376,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Qué hacer cuando algún dispositivo sufre daño por agua?

¿Qué hacer cuando algún dispositivo sufre daño por agua?

Llega el verano y…¡Al agua móviles!

Que se nos caiga una botella de agua encima del portátil o meternos a la piscina para luego infartarnos de que nuestro móvil estaba en el bolsillo del bañador y que se acaba de dar un buen chapuzón por nosotros son cosas que, a veces, no nos damos cuenta y que pasan.

En el momento se pueden generar dos problemas:

Lo primero es un cortocircuito, ocurre cuando el agua hace de “puente” con dos zonas que operan a distinto voltaje.

Lo segundo es la corrosión, que ocurre a largo plazo si no se expulsa el agua sobrante, esto hace que los metales del interior se oxiden y desgasten los componentes internos, además de provocar a su vez cortocircuitos.

Tener en cuenta:

  • Olvida la Garantía: Una vez que el dispositivo entra en contacto con agua, la garantía no la cubre, y es difícil ocultarlo ya que en el interior del terminal hay mecanismos que al contacto con agua se vuelven rojos, lo cual será un NO a la hora de repararlo por garantía.
  • El arroz no soluciona nada: Es un método ineficaz para daños graves, pues no va absorber toda la humedad que haya en su interior, además de ser contraproducente porque puede empeorar la situación si un grano o partícula de arroz llega a colarse en el interior del dispositivo.
  • Agua dulce (grifo, río, fuente): es la “menos” peligrosa si no ha entrado en gran cantidad.
  • Agua salada: Es la más grave, ya que el agua del mar lleva consigo muchos minerales perjudiciales para el circuito electrónico de nuestros dispositivos, además de que producen corrosión de forma casi inmediata.
  • Evita el calor: Los circuitos electrónicos están preparados para funcionar en frío, por lo cual si aplicamos calor con secadores, estufas o poniéndolos al sol, sus componentes metales y piezas de plástico podrían verse afectados, ya que pueden fundirse ante el exceso de calor.

Para ello vamos a seguir una clase de pautas cuando sufrimos un accidente por agua para evitar que los componentes de este se oxiden o dañen, y es por eso que procederemos a lo siguiente:

Para los Ordenadores Portátiles

1. Apagar inmediatamente el ordenador y desenchufarlo de cualquier fuente de electricidad. Si la batería es extraible, una vez apagado se la quitamos.

Lo que queremos evitar es un corto en la placa base del ordenador.

2. Coger un paño seco o papel absorbente y poner boca abajo el ordenador para que caiga el agua sobre estos y absorber la máxima cantidad de agua posible. Si esto lo hacemos con el portátil ya del revés mejor, porque evitaremos que el agua proceda a llegar más profundo.

3. Mantenerloasí sin cerrarlo, apoyándolo en una mesa o simplemente sujetarlo tú mismo hasta llevarlo al establecimiento de reparación.

4. Bajo ningún concepto encender el ordenador para comprobar si funciona, ya que si por suerte no había resultado dañado, al encenderlo seguro que se puede producir un corto en la placa.

Para los Dispositivos Móviles y tablets

1. Apagar inmediatamente el móvil para evitar que se produzca un corto y si la batería es extraible, quitarla y guardarla.

image

2. Secar bien con un paño seco llegando a todos los rincones posibles.

3. No soplar el auricularaltavoz, micrófono ni el dock de carga, ya que el agua que podría haber ahí, si soplamos, puede entrar más profundo y oxidar los componentes internos del dispositivo.

4. Bajo ningún concepto encender el móvil, ni mucho menos conectarlo a la corriente para comprobar si funciona, ya que si por suerte no había resultado dañado, al encenderlo seguro que se puede producir un corto en la placa.


Consejo final

Aunque tu móvil sea “sumergible”, NO LO SUMERJAS, asegúrate de que los términos y condiciones de ese dispositivo son en realidad lo que prometen, ya que las marcas se lucran con anuncios “fantasiosos” sobre móviles que se pueden mojar para ganar prestigio. Que un móvil sea sumergible gracias a sus certificaciones no significa NADA.

Y es que es de lógica: el agua y la electricidad no son compatibles.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.